Get Adobe Flash player

Recuperación del suelo pélvico


¿Qué es el suelo pélvico?

Es un conjunto de músculos que sostiene la parte baja del abdomen y sirve de apoyo a la vejiga, útero e intestinos. La uretra, vagina y recto atraviesan el suelo pélvico para salir al exterior, por tanto será necesario un buen estado de esta musculatura para que dichos órganos funcionen bien.

Estos músculos no se refuerzan de manera espontánea aunque se esté en una excelente forma física.  Existen factores que contribuyen a su deterioro tales como el embarazo y parto, menopausia, algunas prácticas deportivas con muchos saltos y rebotes, hábitos cotidianos como retener mucho tiempo la orina o empujar con fuerza al vaciar la vejiga, la tos crónica por tabaquismo y en general, cualquier aumento repetitivo de la presión intrabdominal. Todo esto irá generando una pérdida progresiva del tono muscular pélvico que traerá como consecuencia problemas de incontinencia urinaria, prolapsosdisfunciones sexuales

Si acabas de ser madre, sufres alguna de estas patologías o simplemente tienes algún síntoma, por leve que sea, es un reflejo de que la musculatura está débil. Debes saber que además de los conos vaginales y los ejercicios de kegel existe la gimnasia abdominal hipopresiva y otros tratamientos indoloros en los que mediante un proceso de biofeedback la mujer toma consciencia del estado en el que se encuentra su suelo pélvico para luego poder fortalecerlo de manera más específica con electro estimulación.

Si quiere conocer más sobre todo esto no dudes en contactar con nosotros y le informaremos encantados de nuestros tratamientos.

Fortalecer los músculos del suelo pélvico te ayudará a  :

-          Evitar prolapsos del útero, vejiga o recto

-          Volver a tus actividades normales después del parto sin temor a la incontinencia cuando rías, tosas o estornudes

-          Incrementar el placer sexual

Las sesiones son individuales y tienen una duración de 50 minutos, cada una se compone de dos partes: ” Electroestimulación” (tonificación pasiva de la musculatura perineal) y ” feedback” en la que la paciente tendrá que contraer de una manera activa el suelo pélvico al mismo tiempo que visualiza en una pantalla la fuerza con la que realiza las contracciones.

Se recomienda un mínimo de 10 sesiones para que el tratamiento sea efectivo.