Get Adobe Flash player

MASAJE INFANTIL

¿QUÉ ES EL MASAJE INFANTIL?

El masaje infantil es una práctica tradicional en muchas culturas del mundo, que se ha transmitido de madres a hijas. Numerosos estudios de investigación revelan la necesidad del contacto afectivo como parte fundamental de los primeros años de nuestra vida, y el masaje infantil  es uno de los métodos más placenteros y sencillos para establecer ese primer contacto.

Se trata de una técnica sutil, tierna y agradable, que a través de la estimulación táctil nos permite comunicarnos de una forma intensa con el mundo corporal y emocional del niño.

El masaje infantil ofrece un sinfín de beneficios para los bebés, como aliviar el malestar producido por cólicos o gases, reforzar el sistema inmunológico, ayuda a madurar el sistema nervioso, equilibrar los periodos de estimulación y relajación. Además, ofrece un tiempo de tranquilidad entre los padres/madres y el bebé, ya que actualmente la mayoría están sujetos a largos horarios laborales y a otras obligaciones, que dificultan dedicar a los niños el tiempo y la atención que requieren.

Ofrecer a los bebés el masaje ayuda a crear y nutrir los lazos de unión entre el bebé y sus padres/madres, que tan importantes son en la relación y comunicación entre ellos. Cuanto más vinculados estén los padres respecto al niño, más vinculado estará el niño con los padres, convirtiendo esta relación comunicativa tan fuerte en la base sobre la que se irá construyendo el desarrollo positivo de su persona. Este vínculo no sólo se puede establecer con la madre, la función del padre es básica en el nuevo núcleo familiar. El masaje diario, permite al padre desarrollar una relación intensa con su pequeño desde el inicio.

BENEFICIOS DEL MASAJE INFANTIL

El masaje infantil aporta múltiples beneficios, y no sólo al pequeño que lo recibe, sino también al adulto que lo realiza.

PARA EL BEBÉ

  • Estrecha los vínculos positivos
  • Contribuye a aumentar su autoestima
  • Proporciona seguridad
  • Fomenta la comunicación con el exterior
  • Alivia malestares derivados de gases, dentición, crecimiento, tensión física o emocional
  • Fortalece su sistema inmunológico
  • Beneficia el sistema digestivo. Ayuda a calmar los cólicos
  • Contribuye a desarrollar el sistema respiratorio. Equilibra los niveles de oxígeno
  • Favorece el sistema circulatorio
  • Potencia el desarrollo de su sistema neurológico. Facilita el proceso de mielinización
  • Favorece el sistema endocrino. Reduce las hormonas causantes del estrés. Activa las hormonas de la calma y el bienestar
  • Beneficia al sistema muscular. El masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura
  • Les enseña a relajarse. Facilita un sueño más largo y de mejor calidad
  • Les ayuda a conocer su propio cuerpo. Facilita la integración del esquema corporal
  • Recibe un modelo respetuoso de relación
  • Desarrolla la empatía

PARA EL QUE DA EL MASAJE

  • Proporciona una excelente forma de comunicarse con el bebé
  • Permite detectar y responder eficazmente a los mensajes no verbales del bebé, lo que facilita entenderle para atenderle mejor
  • Fomenta la interacción
  • Mejora habilidades de crianza
  • Refuerza el instinto y la intuición
  • Otorga autoconfianza y eleva la autoestima
  • Concede un valioso tiempo centrado en sus hijos
  • Disminuye los inconvenientes de estar separados
  • Ayuda a relajarse
  • Representa un espacio y un tiempo de diversión
  • Incrementa las habilidades para ayudar a sus hijos en el futuro
  • Favorece la consolidación de lazos familiares. Estrecha los vínculos positivos. Facilita el apego seguro
  • Reduce las hormonas del estrés y aumenta las de la calma y relajación

NUESTROS CURSOS DE MASAJE INFANTIL

Los cursos de masaje infantil ofrecidos en el Centro de Fisioterapia Cristina Jiménez son impartidos por Dunia Fayad Herreras,  educadora acreditada por la Asociación  Internacional de Masaje Infantil y  Diplomada en Educación Especial. En cuatro sesiones de una hora aproximadamente, se enseña la técnica a madres/padres, acompañados de sus bebés, con el fin de  poder realizarlo en casa una vez finalizado el curso.

Los grupos son de cinco bebés y pueden venir  los papás y las mamás. El masaje se realiza sentados en el suelo con los bebés entre las piernas, en una sala caldeada ya que los bebés han de estar sin ropita ni pañales. Los padres y madres han de traer ropa cómoda y  un par de toallas para tumbar al bebé en ellas.  Para realizar el masaje se reparten unos cuencos con aceite de almendras,  y un pequeño dossier con los movimientos del mismo para poder realizarlo en casa.  Al inicio de cada sesión se realiza una breve relajación para los padres y madres, y se les invita a compartir experiencias con el resto del grupo.