Get Adobe Flash player

RECUPERACIÓN DEL SUELO PÉLVICO

 

El suelo pélvico es un grupo de músculos limitados por las nalgas, los muslos y la pelvis, que proporcionan sostén a toda la parte baja del abdomen (vejiga, útero e intestino). Su principal afectación es  la incontinencia urinaria que afecta a un 45% de las mujeres.

El suelo pélvico es una zona frecuentemente olvidada, esta no se ejercita de forma espontánea por muy buena condición física que uno tenga por la práctica de deporte habitual.

 

Las causas principales que debilitan la musculatura son:

  1. Embarazo, parto, postparto. Es la principal causa. La presión abdominal con el peso del bebé y la distensión a que provoca en la zona el paso por el canal del parto origina que hasta un 30% de las mujeres tengan incontinencia de esfuerzo tras el parto. Además muchas mujeres en el postparto, y con ánimo de recuperar su figura empiezan a hacer abdominales como locas, empeorando la situación pélvica.
  2. Ejercicio físico. El deporte que aumenta la presión intraabdominal sin reforzar el suelo pélvico debilita la musculatura a este nivel.
  3. Envejecimiento de los tejidos. Atrofia muscular por el paso de los años y secundaria a los cambios hormonales causados por la menopausia.
  4. Otros: Factores hereditarios y hábitos cotidianos como el estreñimiento, la tos crónica o la obesidad.

Las consecuencias de la debilidad del suelo pélvico se traducen en:

  1. Incontinencia urinaria de esfuerzo. Por esfuerzos abdominales repetidos (reír, toser)
  2. Prolapsos de vísceras abdominales (útero, vejiga, intestino), que en casos severos requerirán cirugía
  3. Disfunciones sexuales, vaginismo…

Afortunadamente la falta de tono muscular se puede prevenir, tratar y curar, siempre y cuando se acuda a un Centro con personal especializado en reeducación del Suelo Pélvico.

La realización de una serie de ejercicios mediante técnicas especiales de biofeedback y electroestimulación, así como el fortalecimiento de la pared abdominal con ejercicios especiales hipopresivos, fortalecerán el Suelo Pélvico.

Si tiene algún escape de orina, por leve que sea, conviene iniciar un programa de reeducación del Suelo Pélvico, sin esperar a que empeore. Si no lo hizo después del parto, no se preocupe, siempre estará a tiempo de iniciar el fortalecimiento del Suelo Pélvico para mejorar su calidad de vida o curar totalmente su problema, sin necesidad de operar en muchos casos.

La información y la toma de conciencia o reconocimiento de la musculatura del Suelo Pélvico representan una fase esencial de esta reeducación. Se sabe como un 30% a 50% de las mujeres incluso jóvenes, con simples instrucciones verbales o escritas, son incapaces de realizar una contracción aislada del Suelo Pélvico. De aquí la necesidad de utilizar técnicas de biofeedback como medio indispensable para el aprendizaje de la contracción del periné. A esta recuperación también ayudará de manera importante la electroestimulación mediante una corriente agradable que provoca pasivamente la contracción de estos músculos.

Toda reeducación del periné debe interesarse por la pared abdominal. Aumentar el tono muscular de ésta mediante ejercicios hipopresivos es esencial para una buena tonificación del Suelo Pélvico.

Por tanto, para llevar a cabo una adecuada reeducación del Suelo Pélvico es necesario acudir a un Centro especializado y ponerse en manos de profesionales debidamente capacitados y con los medios instrumentales adecuados para lograr un adecuado fortalecimiento de la musculatura perineal.

Deja un comentario